Gina De la Hoz VOLVER A ARTISTAS


Gina De la Hoz proviene de una familia del departamento de Bolívar, en el Caribe colombiano y de  niña siempre tuvo acercamiento a la música por su padre. En 1999, le atrajo un grupo de jóvenes que tocaba en la calles del centro de Bogotá y desde ese momento incursionó en la percusión. Aprendió la tambora, y  luego tomó clases con Javier Fernández, parte del legendario grupo Los Gaiteros de San Jacinto, lo que fue para ella una escuela forjadora de su oficio musical.

 

Con influencias de otros grupos como Curupira y La Mojarra Eléctrica; la música de gaita y tambora, estudió y viajó por Colombia, hasta que una amiga la invitó a tocar en un grupo en Valparaíso, en Chile, y emprendió el viaje. Llegó a Valparaíso en el 2008, con la intención de dedicarse exclusivamente a la música, y se integró al  conjunto Bareke, con quienes tocó en parques, bares y en una mini-gira por el sur del país, desarrollando lo que ella llama “aires tradicionales caribeños”, y que incluía vestimenta y bailes.

 

Makina 270Tras el final de este proyecto, se hizo parte de dos grupos con músicos chilenos y colombianos: La Chilombiana, que además incluían bajo, guitarra y bronces, y La Ceiba, en un estilo más tradicional. La Ceiba, sin embargo, se acabó al poco tiempo, con el regreso de su director, colombiano a Bogotá. Durante 2011 La Chilombiana salió de gira por siete países europeos, tocaron en el Mercado Cultural del Caribe en Cartagena, Colombia, pero sed acabaron al poco tiempo dada la actividad extra de todos sus integrantes.

 

Pero con seis integrantes de la La Ceiba nació Mákina Kandela. Dirigidos por Edén Carrasco, la banda fue sumando bajo, guitarra, batería electrónica y bronces, y el 2011 giraron por el sur de Chile y acudieron a un festival de gaitas en Sucre (Colombia). En 2013 publica su debut homónimo y en 2014 Cumbiakistán, dos álbumes que representaron un reto para los ingenieros acústicos chilenos y sus estudios, al grabar instrumentos tradicionales de otro país.

 

El público de Mákina  son chilenos, y la banda – en rigor- es un grupo nacional. Gina es la única colombiana de sus filas, y ella mantiene su conexión con Bogotá, a través del contacto familiar y los procesos musicales de Colombia, y sobre todo el sonido de la cumbia de gaitas y tamboras de Mákina Kandela.

Gina de la Hoz es una relacionista internacional, percusionista y manager colombiana. Fue integrante de la Chilombiana, y desde el 2010 es parte de Mákina Kandela

País de Origen:

Colombia
Vive en Chile desde 2008

.